Blog, Trivia griegas

Amor en los tiempos de mitología: las parejas más emblemáticas

Amor en los tiempos de mitología;
las parejas más emblemáticas

Amor; un sentimiento tan fuerte como trágico, algo que nos conmueve, nos hace sentir y, a menudo, actuar. Algunas de las historias más fascinantes de la historia mundial tienen sus raíces en estas reacciones muy extrañas que son causadas por lo que llamamos «amor».

Amamos el amor y por eso hemos decidido presentaros algunas de las parejas mitológicas más asombrosas que hicieron historia y por supuesto marcaron la cultura y el pensamiento griego.

Eros y Psique

Afrodita era considerada una de las mujeres más bellas, pero había competencia. Según el mito, Psique era una mujer tan hermosa que provocó los celos de la diosa, quien decidió enviar a su hijo, Eros, para que le lanzara una flecha que la haría enamorarse del hombre más feo del mundo. Sin embargo, el dios se enamoró de ella y la llevó a su palacio, donde la encerró y la visitaba sin revelar su identidad.

Psique decide descubrir la verdadera identidad de su amante y esto solo enfurece a Eros y hace que la deje. Ella trata de ganarse su perdón, pero necesita la ayuda de Afrodita. Las hazañas de Psique provocan el favor de los dioses, incluso de la muy cruel Afrodita misma, y la hacen inmortal, casándola con Eros. Fruto de esa unión fue una hija, llamada Hedone, un espíritu que representa el deseo sexual (hedone en griego moderno significa placer sexual).

Zeus y Hera

Los «reyes» de los mortales eran una pareja verdaderamente explosiva. Zeus y Hera, además de marido y mujer, también eran hermanos. Prácticamente ya conocemos esta relación inestable y los innumerables líos de Zeus. Hera, con su fuerte personalidad, que a menudo era descartada simplemente como «celosa», solía perseguir y castigar a todas las pobres chicas de las que Zeus se enamoraba, causando numerosos problemas a mortales e inmortales.

Hades y Perséfone

Una historia de amor que comienza con el pie izquierdo pero acaba en una gran relación. Perséfone, la hermosa hija de la diosa Deméter, fascinó al dios del inframundo y hermano de Zeus, Hades, quien terminó secuestrándola para tenerla como esposa.

Su madre, frustrada con Hades y técnicamente con todos los dioses, hace que toda la naturaleza se seque en busca de su hija. Esto lleva a un acuerdo según el cual, Persefone pasaría seis meses con su madre en el Olimpo y el resto del tiempo con su esposo.

Esto llevó a la creación de estaciones, ya que Deméter estaba tan feliz de ver a su hija que todo florecería en la tierra.

En cuanto a la relación entre esta pareja de dioses, usemos la historia de hadas, «La Bella y la Bestia», es decir una relación que parecía extraña e inadecuada al principio y que terminó en una historia maravillosa.

El rapto de Proserpina, 1621-22 Gian Lorenzo Bernini, Galleria Borghese
El secuestro de Eleni de Paris, 420-410 AC, Nueva York, Museo Metropolitano

Paris y Helena

Una historia de amor que causó una guerra de 10 años y uno de los poemas épicos más grandes. Paris se enamoró de Helen a primera vista y decidió llevársela con él a Troya. Se supone que esta traición a su marido, Menelao, es el motivo de la guerra de Troya entre aqueos y troyanos.

Hay tantas suposiciones en torno a esta relación que nos llevarían toda una rapsodia, sin embargo, es seguro decir que estos dos serían el símbolo del amor impulsivo.

Venus, Vulcano y Marte, 1555, Jacopo Tintoretto
Ares (Marte) se esconde debajo de la mesa.

Ares y Afrodita

Afrodita estaba casada con Hefesto, pero este era un matrimonio arreglado, y ella siempre había amado de verdad a Ares (el dios de la guerra). Ares y Afrodita comenzaron un lío, que no podían parar incluso después de haber sido atrapados en el acto y humillados por Hefesto. El inicio de esta relación parece un poco romántico, superando un matrimonio concertado en nombre del amor verdadero, pero se disuelve rápidamente. Los dos terminan engañándose repetidamente el uno al otro, antes de castigarse mutuamente y a sus amantes, y luego volver a hacerlo. ¿Una palabra? ¡Obsesión!

Clitemnestra y Agamenón

Y un poco de tragedia, del estilo que solo los griegos saben crear. Clitemnestra, princesa espartana y hermana de la Helena de Troya, fue casada con Agamenón, hermano de Menelao. El marido de Helena, Menelao, le pidió a su hermano su ayuda en la güera de Troya. Él tenía que sacrificar a su hija, Ifigenia, a los dioses para que el ejército griego pudiera navegar a Troya. El rey Agamenón engaño a su esposa para que le enviara a su hija, donde luego la sacrificaron (la diosa Artemisa salvó a la Ifigenia pero esto es una otra tragedia griega).

Clitemnestra no pudo perdonar a su marido y comienza un lío con su primo. Cuando Agamenón regresó a Micenas, los dos amantes lo mataron junto a Casandra. Sin embargo esta historia no cuenta solo la venganza de Clitemnestra. Varios años más tarde, la reina de Micenas con su amante, Egisto, muere a manos de su hijo Orestes, ayudado por su hermana Electra para vengarse la muerte de su padre. ¡Oh Micenas, cuánto drama!

Cuenco para mezclar (crátera cáliz) con la matanza de Agamenón, ca 460AC

Por supuesto que hay más historias, muchas y diferentes versiones que nos fascinan y que realmente queremos contaros. Por eso, os prometemos una segunda parte muy pronto.

Explora otras entradas

close
Start typing to see posts you are looking for.
Scroll To Top
¡Bienvenidos a Trip Tailors!

¿Te gustaría recibir nuestra guía personalizada?

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe la guía de Grecia gratis.

We use cookies to improve your experience on our website. By browsing this website, you agree to our use of cookies.